Bolsas y ojeras ponles stop

Suman años a nuestro rostro, revelan un aspecto cansado y añaden una apariencia más triste. Las ojeras y bolsas se convierten en una de nuestras principales preocupaciones estéticas. Corregirlas y reducirlas a la mínima expresión es posible con los cuidados más eficaces. ¡Descúbrelos!

Reduce las bolsas

Los cosméticos con acción anti-bolsas sólo funcionan cuando las bolsas son consecuencia de una retención de líquidos. Las reconocerás por su forma pronunciada al levantarte y porque mejoran su apariencia a lo largo del día. Por el contrario, si las bolsas son permanentes se debe a una acumulación de grasa que sólo puede eliminarse mediante cirugía.

Alíate con contornos de ojos en texturas gel si las bolsas están provocadas por una mala circulación. Si, además, hay signos de envejecimiento, elige un gel crema con propiedades hidratantes. En cuanto a los principios activos, los más eficaces son los drenantes (hamamelis), los que refuerzan los capilares (rusco) y los activadores de la microcirculación (cafeína, té verde).

Idealist Cooling Eye Iluminator, Estée Lauder

Adiós ojeras

Seguro que, más joven o más mayor, ya has padecido las antiestéticas ojeras. El cansancio acumulado y la falta de sueño son factores que las hacen aún más visibles. A la hora de ponerles solución es fundamental tratarlas según el tono que presenten. ¡Toma nota!

Marrones: acaba con este tipo de ojeras utilizando cremas con activos despigmentantes (ácido kójico, extractos de regaliz). Ocúltalas con tu make up, aplicando una capa de corrector beige en un tono más claro que el de tu piel.
Azuladas: son las ojeras más frecuentes, ya que se forman por acumulación de los pigmentos de la sangre. Elimínalas con compuestos que refuercen los capilares (ruscus, vid) o que ayuden a reducir su antiestético aspecto morado (extracto de árnica). Camúflalas utilizando un corrector amarillo y evitando siempre sombras de color ciruela o violeta.